Camaná: Trabajando por reducir la anemia

Camaná: Trabajando por reducir la anemia

Hernán Quispe, responsable local del Proyecto de Nutrición se encuentra trabajando junto con Delfín Alcca, técnico Agropecuario en el distrito de Megantoni, en la comunidad nativa de Camaná situada a orillas del Río Bajo Urubamba en Cusco.

La primera intervención se inició en diciembre de 2019 pero debido a la pandemia en marzo del 2020 los trabajos se vieron suspendidos. Ahora, desde junio del 2021, vuelven a campo y lo hacen esperanzados con un objetivo: “reducir la anemia en las niñas y los niños menores de 5 años y gestantes”.

La comunidad de Camaná, es de muy difícil acceso, no hay una carretera adecuada para ingresar y el viaje por el río es arduo y largo. Según comenta Hernán: “el 57% de los menores de 5 años sufre anemia”, una cifra preocupante ya que el principal alimento es la yuca y el plátano y para los y las lactantes el masato. Hay que sumar la falta de disponibilidad de alimentos, ya que el abastecimiento de los productos es costoso lo que dificulta el consumo de una dieta variada. Además, no cuentan con agua potable, desagüe ni energía eléctrica.

Por eso el objetivo del equipo de Acción contra el Hambre Perú en Camaná es: “reducir en un 20% la anemia en los menores de 5 años” a través de diversas actividades realizadas con el apoyo de la empresa Transportadora de Gas del Perú (TGP).

“Una de las acciones que realizamos son sesiones educativas a las familias de la comunidad, tratamos temas como: lactancia materna, pautas de alimentación para la prevención de la anemia y generamos hábitos saludables no solo para prevenir la anemia también el Covid-19.” Todo ello se acompaña con la producción y difusión de materiales educativos como murales, afiches que se reparten a las familias y spots radiales divulgados en lengua nativa: el machiguenga.

nutricion-salud-comunidad-camana-cusco-interculturalidad

Para la intervención, se implementa una estrategia comunitaria de vigilancia nutricional en coordinación con los voluntarios de salud. Según comenta Hernán: “En la comunidad nativa de Camaná hay 7 barrios, primero seleccionamos promotores comunales en salud y nutrición y luego los capacitamos para que asimilen los conocimientos y trasladen a su comunidad la importancia de apoyar la salud y la nutrición de la primera infancia.”

nutricion-salud-camana-cusco

Uno de los problemas principales es la disponibilidad de alimentos. Para asegurarla, Hernán Quispe, nos cuenta que están poniendo en funcionamiento 5 invernaderos para el cultivo de hortalizas para fomentar en la población el consumo con diversidad de alimentos: “Mediante faenas comunales se viene habilitando el terreno para construir los invernaderos y cultivar verduras para incrementar el consumo de micronutrientes. Es importante también concienciar a las familias de la importancia de estos invernaderos hortícolas para mejorar el consumo de una alimentación balanceada. Algunas veces, nos encontramos que ven con indiferencia estos invernaderos porque no pueden vender lo que producen, pero a través de nuestro trabajo sensibilizamos acerca del cuidado de las generaciones futuras.” También se está promoviendo el uso de agua hervida en las mesas de las familias.

Fortalecer al personal y voluntariado de salud y autoridades también es una tarea principal a través de la homogenización de acuerdos y estrategias en la lucha contra la anemia. “Realizamos talleres donde tratamos temas técnicos como: consejería nutricional, atención a las madres, vigilancia comunitaria y metodología para adultos. Además de equipar al personal de salud con las herramientas para el descarte de la anemia, así como materiales de estimulación para los niños y las niñas menores de 5 años.”

reduccion-anemia-camana-cusco

“Nuestra labor es principalmente sensibilizar a la población y promover la prevención de la anemia. Sabemos que el factor intercultural es importante, por eso participamos en las asambleas comunales donde presentamos el trabajo que realiza el Proyecto.”

El equipo de Acción contra el Hambre trabaja en Camaná para asegurar una alimentación adecuada, promover el lavado de manos y el consumo de agua segura. “Nosotros no queremos que esto se termine cuando no estemos. Queremos que sea sostenible en el tiempo. Sabemos que los proyectos de capacitación y sensibilización requieren un esfuerzo de todos, la comunidad, la empresa y las instituciones locales.”

Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Te puede interesar