«Vives Emplea me dio más seguridad en mí misma y me ayudó a conseguir un trabajo formal»

«Vives Emplea me dio más seguridad en mí misma y me ayudó a conseguir un trabajo formal»

Mildred Yaseny Zanquiz llegó al Perú el 9 de noviembre de 2016 acompañada de su madre buscando una mejor vida.

Licenciada en derecho, después de trabajar en varios empleos de manera informal donde no tenía ningún beneficio como trabajadora: secretaría, vendedora de servicios de gas, mototaxista y ambulante decidió inscribirse al programa Vives Emplea.

“Debido a la pandemia me quedé sin trabajo y una amiga me impulsó a inscribirme. No me podía permitir estar desempleada ya que tengo una hija de dos años y medio y no cuento con otro apoyo económico ya que estoy separada. Sentí la necesidad de participar en el programa VIVES EMPLEA porque sabía que me iba a ayudar de una u otra manera”.

Vives Emplea es un programa de inclusión sociolaboral de personas que atraviesan por una situación de dificultad para acceder al mercado laboral. Está dirigido a personas refugiadas y migrantes con el apoyo de ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, donde brindamos formación en habilidades blandas y herramientas para mejorar las competencias de empleabilidad.

“Aprendí el manejo de las habilidades blandas, y tener más seguridad en mí misma ya que el programa me permitió que por mis propios medios encontrara un empleo formal. También me ayudaron a elaborar un currículum vitae, me aconsejaron sobre cómo me debía vestir para asistir a una entrevista de trabajo.”

Actualmente Mildred trabaja en Atento Perú como teleoperadora del área de atención al cliente y ventas desde mayo de 2021.

Atento es una empresa multinacional de servicios de gestión de externalización de procesos de negocio en Latinoamérica.

El trabajo de Mildred dentro de la empresa es el de atención al cliente y ventas para un importante banco de Perú. “Lo que más me gusta de trabajar en Atento es el ambiente laboral y tengo buenas relaciones con mis compañeros más cercanos y con mi jefe. El sitio de trabajo es muy bonito, es grande, se cumplen los protocolos de seguridad lo que hace que me sienta a gusto trabajar aquí.”

Según nos cuenta Valeria Torres, encargada de reclutamiento de Atento: “nuestra motivación es fusionar y trabajar con personas de distintos países. Tener una diversidad de culturas. La mayoría de personas migrantes que están trabajando con nosotros tienen una predisposición, iniciativa y adaptabilidad mayor.

empleabilidad-migrante-venezuela-atento-acnur

Por otro lado, también destaca el valor agregado de las personas migrantes y refugiadas venezolanas: “una de las aptitudes que valoramos es su manera de expresarse, la calidez al hablar o la forma de acercarse al cliente. Atento busca la calidad de las llamadas y es muy buena la atención que ellos dan.”

“Antes de la pandemia en las oficinas de Atento trabajaban aproximadamente 10.000 personas. Con la pandemia hemos reducido el aforo a 3.000 para asegurar todos los protocolos de bioseguridad. Buscamos que las personas trabajen en un clima laboral favorable o se puedan relajar en el jardín durante su break. Lo más importante es crear un clima acogedor y que las personas trabajen de forma segura”, asegura Valeria Torres.

Para Atento trabajar con personas que cuentan con habilidades técnicas y socioemocionales fortalecidas debido a la formación que impartió Acción contra el Hambre da la confianza a las empresas porque les optimiza el proceso de adquisición de talentos: “El valor añadido del programa Vives Emplea es que nos da la confianza que detrás está Acción contra el Hambre. Para nosotros es una buena referencia. Actualmente varias personas que trabajan en Atento fueron estudiantes del Programa Vives Emplea y estamos contentos con ellos.”

vives-emplea-migrante-venezolana-atento-acnur

Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Te puede interesar